Luis Enrique, el traidor…

Publicado: 6 diciembre, 2016 en Opinión
Etiquetas:, , , , , , ,

Hace unos días planteaba en twitter una encuesta a colación de los estilos de juego de los equipos. En concreto, el Juego de Posición del Barça. La cuestión era si debía mantenerse inalterable la fórmula que tan buenos resultados le ha dado a la entidad durante tantos años, si era posible mantenerse pero con matices, añadiendo a la fórmula nuevos elementos que la potenciasen o si, directamente, era necesario cambiar lo que fuese necesario con la única intención de ganar.

Tras este planteamiento, existen diversas dudas que me asaltan, respecto a eso de lo que tanto se habla, el “estilo”. Lo primero que pienso es, qué es realmente el estilo, eso que llaman “la forma de jugar” y hasta qué punto puede considerarse que se mantiene o dónde está el límite a partir del cual el estilo se traiciona. Nunca he sabido definir con exactitud milimétrica que es aquello del estilo, quizás porque etiquetar algo en este mundo en el que cada día surgen nuevas ideas y diferentes maneras de llevarlas a cabo, me parece que es limitar y encorsetar bastante las cosas. Los que me conocen saben que no soy nada partidario del cambiar para ganar de cualquier manera. Ganar de cualquier manera no solo no te define sino que aburre. Si, me aburre. Ganar por ganar me aburre. Ganar por el simple y mero hecho de conquistar algo y alardear de lo bueno que se es o la cantidad de copas que se tienen, me aburre soberanamente. Es una opinión y opción muy personal, por supuesto, pero procuro ponerme retos que motiven que el camino sea lo suficientemente interesante y motivante como para poder andarlo de manera que sienta como propio aquello que pueda llegar a conseguir. El mero hecho de ganarlo sin haberme puesto a prueba, es un sinsentido para mí. Es más, los inevitables obstáculos que siempre aparecen nos ponen a prueba para mejorar.

Dicho esto y llevado al caso concreto del juego del Barcelona, no sería arriesgado afirmar que el Juego de Posición (generalizando) ha sido el que más éxitos deportivos ha traído al club. Pero siempre con un camino marcado y unas pautas muy claras (generar a partir de la posesión, tercer hombre, amplitud-profundidad, aparecer-no estar, etc, etc). Es por eso que en los últimos años se lleva cuestionando si la apertura a otras ideas que ha tratado (y sigue tratando) de hacer Luis Enrique es una especie de traición al estilo y al camino marcado. Convendría detenerse a pensar primero si la inclusión de nuevos matices destrozan lo anterior, cosa que, por lo que parece, es una opinión generalizada dentro del barcelonismo. ¿Incorporar la opción de ser un equipo peligroso al contraataque elimina por completo seguir siendo fiel al JdP? A priori, parece que otorgar al rival la iniciativa necesaria en el juego para poder disponer de la opción de hacer un contraataque así lo marcaría pero, ¿y si se hace en una ABP en contra? Entonces, ¿es una traición al estilo o es un recurso más incorporado al repertorio?. El hecho de aumentar las acciones de peligro en ABP a favor y disminuir las que le crean al equipo, ¿es mejorar lo ya existente o perder equilibrio en otras facetas? Y así podríamos seguir poniendo diferentes ejemplos de cuestiones similares. Imagino que cada uno tendrá su opinión y, dependiendo de dónde pongamos el límite, podremos entenderlo como un sumatorio de recursos sin perder la esencia o un “cambio de cromos”, un “tengo algo distinto que no tenía pero ya no tengo lo otro“. ¿Dónde está el límite?

Este texto no pretende solucionar esa duda, más que nada porque es tan personal como lo quiera hacer cada uno de nosotros. Pero si intentaré proponer una pregunta para intentar arrojar algo de luz. ¿Cuánto tiempo dura un “estilo de juego“? ¿Cuánto tiempo podemos seguir ganando de una determinada manera sin traicionar los valores que rigen ese estilo? Es evidente (o la historia así lo dice) que un estilo no dura para siempre. Y que es necesario desarrollar nuevas o diferentes opciones que lo hagan imprevisible o al menos difícil de descifrar para un mundo (el futbolístico) en el que todo avanza más rápido si cabe que la propia realidad. El mismo Sacchi dice en su libro que su estilo es complicado de mantener durante más de 3 años debido a la enorme exigencia que conlleva en todos los ámbitos. La Holanda de Cruyff es un equipo que crea escuela más allá de los años (finalista en dos Mundiales consecutivos) y que muchos otros posteriormente han evolucionado, pero me surge la duda de si esa idea hubiera perdurado durante tanto tiempo si estuviese sometida al desgaste diario y semanal que implica un club. Igual me ocurre con la Hungría de Puskas.

Por todo ello, mi duda es la misma que al inicio de este texto. ¿Ha traicionado realmente Luis Enrique el estilo Barça? ¿O ha intentado, con mayor o menor éxito (recordemos que en su primera temporada logra un triplete, en un equipo con muy pocos puntos débiles) incorporar más mecanismos de actuación a un estilo que él podría haber interpretado como mejorable? ¿Es posible el JdP con jugadores como Neymar y Suarez? ¿Se les puede hacer entender que no participando o interviniendo en el juego durante muchos minutos están realmente ayudando a su equipo?

Sinceramente, creo que todo es mejorable, incluso la excelencia. O, al menos, cuestionable. Todo debe ser sometido a debate incluso aún teniendo la convicción de que jamás se volverá a ver algo como la etapa de Pep en el Barça. Incluso con esa premisa, debemos poner en duda todo. Porque dudar es el único camino para hacerse preguntas. Y hacerse preguntas es la única manera de abrir opciones que nos permitan descubrir y acercarnos a la excelencia, que, por extraño que parezca, no son los títulos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s